Hace mucho tiempo, Gabriel Moreno me contó una historia preciosa a la que he incluido en cuentos cortos para adultos.

Dos monjes y una mujer

Esta historia, habla de dos monjes que viajaban de un monasterio a otro.

Eran monjes célibes, ni siquiera podían mirar directamente a una mujer. 

En camino se encontraron con un río, el cual tenían que cruzar.

El río venia muy crecido y no había forma de que lo hicieran sin mojarse mucho. 

Una bellísima señorita también estaba en la orilla del río con la intención de cruzarlo.

Uno de los monjes cruzó como pudo.

El otro monje, se dio cuenta que la chica también necesitaba llegar a la otra orilla.

Sin pensárselo dos veces, la invitó a subir en sus hombros.

cuentos cortos para adultos

Juntos alcanzaron la otra orilla y allí la bajó.

La mujer se fue y los dos monjes continuaron su camino en silencio. 

El otro monje estaba muy molesto, no daba crédito a lo ocurrido. 

Un monje célibe con una mujer en sus hombros, si no se podía mirar a una mujer, mucho menos tocarla.

Después de un tiempo, el molesto monje no pudo más y le preguntó a otro: – “No tenemos permitido mirar a una mujer y mucho menos tocarla.

Tú, hablaste a una mujer y la llevaste en tus hombros para cruzar el río.

El otro monje que había cargado con la chica, con una sonrisa en los labios le respondió: -“Yo la bajé al cruzar el río, tú todavía la llevas contigo.

 

Reflexión 

Esta maravillosa historia tiene un hermoso mensaje sobre el aquí y ahora.

Llevamos en nuestras espaldas las heridas del pasado y no nos damos cuenta que a la unica persona que realmente estamos lastimando es a nosotros mismos.

Todos pasamos por momentos en la vida en los que los demás, dicen cosas o se comportan de una manera que nos hace daño.

Podemos optar por reflexionar sobre acciones o eventos pasados, pero en última instancia, nos pesará y agotará.

Deja en la otra orilla lo que ya no te sirve y concéntrate en el momento presente.

Hasta que no podamos encontrar la paz y la felicidad en nuestra realidad, nunca estaremos contentos, “el ahora” es todo lo que tenemos

 

Cuentos cortos para adultos

Conoces la historia del “Escorpión y el Sabio

Enlaces relacionados con cuentos cortos para adultos

Post Relacionados