Los Hermanos Houdini

Harry Houdini Jeico montan el show de Los Hermanos Houdini.

Trabajaban en circos y barracas de ferias.

Necesitaban algo que los diferenciara, algo que asombrara al público, que les diera éxito.

Crearon un número llamado “La Metamorfosis”, con el que acababan su show.

 

La Metamorfosis

Harry era atado por las muñecas, Jeico lo metía en un saco encerrado dentro de una caja con candados.

Jeico se subía encima de la caja, se cubría con una cortina, contaba hasta 3 y se intercambiaban.

Harry Houdini estaba fuera de la caja que seguía cerrada con llave.

La abría, dentro estaba el saco con una cuerda cerrando la abertura, lo desataban y de él, salía Jeico con las manos atadas.

Era un exitazo.

 

La muerte de su padre

Sin embargo tuvo que hacer frente a un golpe devastador, su padre de 63 años se estaba muriendo de cáncer.

Le prometió a su padre en su lecho de muerte que cuidaría de su madre el resto de su vida y así lo hizo.

Los Hermanos Houdini ahora con su hermano verdadero, Hardeen, se echaron a la carretera para conseguir dinero y sacar adelante a la familia.

 

Houdini y Beatriz Rahner

Pronto otra mujer entró en la vida de Harry Houdini, Beatriz Rahner (cantante y bailarina). La Metamorfosis cartelNada más verse se enamoraron y se casaron 21 días después de conocerse, el 22 de junio de 1894, él tenía 20 años y Best 18.

Viajaron y trabajaron juntos en circos y donde podían.

Houdini empezó en los peldaños más bajos del mundo del espectáculo, en “Los museos de 10 centavos“, también llamados “Espectáculos de Bichos Raros“.

La gente iba a ver cosas sorprendentes, daba igual lo que fuera, desde bichos raros, hasta espectáculos.

Harry Houdini y la pequeña y ágil Best hacían de 9 a 14 representaciones al día.

“La Metamorfosis” era su número estrella y Houdini constantemente lo perfeccionaba para que fuera aún más espectacular.

 

Harry Houdini el salto a la fama

Un día se le ocurrió invitar a personas del público para que le pusieran las esposas.

Eso produjo un nuevo giro que lo lanzaría de los “Museos de 10 centavos” a los escenarios de todo el mundo.

Harry Houdini viajaba de ciudad en ciudad liberándose de esposas, cadenas, cuerdas y baúles.

Retaba a espectadores y a miembros de la policía local para que le colocaran sus mejores esposas y en un momento se las quitaba.

Fuera donde fuera, sus llamativos números aparecían en los titulares de todos los periódicos.

Era un maestro del marketing.

 

Houdini y su representante Martin Beck

El productor Martin Beck, una leyenda del negocio del espectáculo, lo vio actuar en Saint Paul (Minnesota)

Dirigía una cadena de teatros que se extendía desde Chicago hasta la Costa del Pacífico.Martin Beck representante de Houdini

Martin le dijo a Houdini:

Creo que no eres un buen Showman, lo que haces con las palomas y los conejos no le interesa a nadie pero si te centras en lo de las esposas y el truco de la caja con tu mujer, puedo convertirte en una gran estrella.

Houdini y su representante comenzaron a hacer negocios juntos.

Corría en año 1899, Harry Houdini tenia 25 años.

Houdini no actuaría más en funciones de una sola noche, ni en ciudades pequeñas.

La siguiente parada: El Vodevil, Chicago, Kansas City, Denver y San Francisco.

 

El Vodevil

El Vodevil era un nuevo estilo de espectáculo para la clase media.

Estaba dirigido a las masas, más que a la gente sofisticada.

Solía ser un grupo de 10 o 12 artistas con números diferentes, lo que hoy conocemos como Espectáculos de Variedades.

El Vodevil era una plataforma magnífica para la magia y la actuación de Harry Houdini encajaba a la perfección, convirtiéndose rápidamente en un gran éxito.

Después de 2 años era el artista mejor pagado, ganaba más dinero que cualquier otro, unos 1.500 dólares por semana.

Encabezaba un cartel en el que figuraban quien él quería.

A veces actuaba en el hipódromo, atrayendo a 6.000 personas.

Houdini acaparaba los aplausos de las abarrotadas salas y como predijo Martin Beck su número con las esposas era el mejor reclamo.

 

El público llevaba sus propias esposas

Desafiaba a la gente a que se llevaran sus propias esposas, esposas de policía, esposas antiguas… trajeran lo que trajeran Harry Houdini siempre se liberaba.

Consiguió quitarse algunas de las esposas más complicadas del mundo, no eran las típicas de los policías, algunas tenían doble o triple cerradura, eran tan complejas como seguras.

Le ponían 1, 2, 3, 4, 5 o 6 pares de esposas en las muñecas y algunos grilletes en los tobillos, ataban las esposas a los grilletes, se escondía tras una cortina y desde allí le hablaba al público, no siempre tardaba lo mismo, a veces unos segundos, a veces horas pero siempre salía liberado.

Continuará…

 

Parte I: El verdadero nombre de Houdini

Parte II: La Metamorfosis

 

Post Relacionados