Sábana Santa

La Sábana Santa es un lienzo de espiga de lino tejido a la forma de sarga o cola de pescado, de 430 cm de largo y 110 de ancho, material conocido y utilizado en la Judea del siglo I.

Sobre una cara de esta tela está impresa, de forma misteriosa la impronta frontal y dorsal de un hombre con el rigor mortis.

Es una imagen tenue pero muy detallada de un varón adulto.

 

Medidas del hombre del sudario

de 181 cm de altura, corpulento y con barba.

Los científicos coinciden que en esa imagen, no han aparecido cerdas de pincel, ni se han utilizado pinturas, pigmentos, tintes o colorantes, ni añadido material orgánico alguno.

La Sábana Santa se conserva en una bóveda subterránea en la Catedral de San Juan Bautista en Turín, Italia y es la reliquia más sagrada que existe, así como la más estudiada y analizada.

Según los científicos la sangre que aparece en la Sábana Santa es del tipo AB.

La imagen de la Sábana Santa es un negativo

Este hecho sorprendente fue descubierto en 1898 por Secondo Pia, un fotógrafo aficionado italiano al cual le dieron permiso para fotografiar la Sábana Santa, cuando reveló las fotos se dio cuenta que esos negativos realmente eran positivos o sea la fotografía revelada.

 

Fecha de fabricación de la Sábana Santa

La prueba del Carbono 14 (realizada en 1988 y llena de irregularidades) dice que es una falsificación medieval, que data entre los años 1260 y 1390, la prueba polinológica dice que el polen encontrado en la Sábana Santa coincide con los diferentes tipos de plantas y flores que había en Jerusalén por la época de Jesús.

 

Aspecto físico de Jesús

Según estudios anatómicos realizados en la Sábana Santa, Jesús de Nazaret tenia una altura de entre 1,81 a 1,83 cm y pesaba 83 kg.

Su capacidad torácica en reposo tenia un perímetro de 99 cm.

Brazos musculosos de 35cm y muslos con un perímetro de 57 cm.

Longitud de su pie 31 cm, talla de calzado 43-44 aproximadamente.

En Judea, la estatura media de un hombre adulto era de entre 1,60 y 1,62 cm.

Los legionarios romanos tenían una estatura media de 1,70 cm, eran como los marines americanos, ahora mismo en un lugar del tercer mundo, una diferencia gigantesca.

Así que Jesús de Nazaret era muy diferente al resto, con una envergadura muy importante.

Tenia que llamar mucho la atención y ser reconocido con gran facilidad.

Sin duda era una persona robusta y muy fuerte lo que le permitió aguantar la flagelación sin fallecer.

 

Los tormentos físicos sufridos por Jesús

En la imagen de la Sábana Santa están impresos los tormentos físicos sufridos por Jesús de Nazaret tal y como lo describen los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Fue un castigo romano.

  • 120 latigazos en la espalda producidos por un flagrum romano.
  • Una contusión en la mejilla derecha justo debajo del ojo.
  • Un golpe dado con un bastón en la región nasal.
  • Impacto en el labio superior.
  • 5 golpes de flagelo en el bajo vientre.
  • Numerosas heridas en la cabeza y nuca provocadas por el casquete, (corona de espinas).
  • Escoriación en el hombro derecho con forma de rectángulo, provocada por el roce y peso del patibulum (el palo trasversal de la cruz) .
  • Marcas causadas por el madero en el omoplato derecho.
  • Heridas en las rodillas provocadas por las caídas que tuvo portando la cruz.
  • Incisión del costado provocada por la lanza que se sitúa entre la 5 y la 6 costilla.
  • 2 heridas en ambas muñecas y ambos pies, provocadas por los clavos.

Coincidiendo con los Evangelios el hombre de la Sábana Santa no tenía las piernas rotas.

 

Se encuentran a un crucificado

En 1968 se encontró muy cerca del Gólgota los huesos de un crucificado.

A raíz de él, se sabe más o menos como pudo ser la crucifixión de Jesús.

A pesar de que la mayoría de las estatuas y las pinturas de Jesús Crucificado, tienen los clavos en las palmas de las manos, es importante tener en cuenta que el Sudario muestra que las marcas de los clavos se encuentran en las muñecas. Los romanos sabían que las manos no hubieran aguantado el peso de un cuerpo colgando durante la crucifixión, así que ponían los clavos (de unos 18 cm) en las muñecas, en el espacio de destoc.

Si te parece interesante compártelo.

Visita también Semana Santa. Breve resumen día a día

También te puede interesar