Parte VI. Harry Houidini. Las esposas espejo.


Allá donde iba Houdini dejaba al público alucinado.

Su mayor truco, el más osado estaba a punto de llegar.

La situación económica del país

Entre 1890 y 1920, doce millones de personas llegaron a Estados Unidos procedentes de todos los rincones del mundo en busca de una vida mejor pero en ciudades como Nueva York encontraban casas atestadas y trabajos peligrosos sin porvenir, soñaban con escapar y Houdini el maestro del escape se convirtió en un símbolo de liberación.

Houdini era un héroe nacional

En aquella época todo el mundo necesitaba escapar de sus problemas. No eran buenos tiempos y allí estaba ese hombre que podía hacerlo todo, podía escapar de cualquier celda y liberarse de cualquier esposa. Plantaba cara a los desafíos, era brillante.

Después de librase de todo tipo de esposas y escapar de todas las cárceles, Houdini buscaba nuevos desafíos.

La Camisa de Fuerza

En 1896 Houdini se encontraba en Halifas (Nueva Escocia), visitó un manicomio y allí vio a un paciente que intentó liberarse de La Camisa de Fuerza que llevaba puesta. Pensó que seria genial utilizar eso en sus actuaciones y en 1899 se convirtió en lo más destacado de la función de Houdini.

Se iba detrás de la cortina y salía 15 minutos después con un aspecto terrible y el cuello magullado pero sin La Camisa de Fuerza.

La gente empezó a pensar que tal vez había una trampilla por la que salía un asistente para ayudarle.

Sugerencia para mejorar

El hermano de Houdini, Hardeen, que también participaba en el número, le sugirió un modo aun más dramático de llevarlo a cabo, le propuso hacerlo fuera de la cortina.

El publico podría verlo luchando para salir de La Camisa de Fuerza en lugar de hacerlo oculto.

El desafío de ese número es sobre todo hacer que la liberación sea interesante. La teatralidad es muy importante en este número.

El hacia que a veces pareciera mucho más difícil de lo que era.

Sentías el sudor y la sangre.

Iba a salir de aquello aunque acabara casi muerto.

Hiciera lo que hiciera en el escenario, lo hacia para tu diversión.

Además cuando veías el resultado, sin La Camisa de Fuerza, con el cuello rozado, a veces con las manos sangrando, tambaleándose y sin poder hablar, sentías que aquel tipo se había ganado tu dinero.

El éxito mundial trajo nuevos problemas. En 1907 cuando actuaba en Los Angeles…

Continuará…


Parte VIII. Harry Houdini. “El Escape del Barril de Leche”


[vc_empty_space height=“32px”]

[vc_row row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” header_style=”” parallax_content_width=”in_grid” anchor=”” in_content_menu=”” content_menu_title=”” content_menu_icon=”” angled_section=”no” angled_section_position=”both” angled_section_direction=”from_left_to_right” text_align=”left” video=”” video_overlay=”” video_overlay_image=”” video_webm=”” video_mp4=”” video_ogv=”” video_image=”” background_image=”” background_image_as_pattern=”without_pattern” section_height=”” parallax_speed=”” background_color=”” border_color=”” row_negative_margin=”” side_padding=”” parallax_side_padding=”” padding_top=”” padding_bottom=”” color=”” hover_color=”” more_button_label=”” less_button_label=”” button_position=”” css_animation=”” transition_delay=””][vc_column width=”1/6″][vc_column_text]
[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=fLovRhCTzWM”][/vc_column][vc_column width=”1/6″][vc_column_text]
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

[vc_empty_space height=“32px”]

También te puede interesar