Parte VII. Harry Houdini. La Camisa de Fuerza



Houdini
tenia muchísimos imitadores que hacían sus mismos números, empezaba a costarle trabajo que el público fuera a sus espectáculos y aquello no le hacia ninguna gracia.

Houdini sabia que necesitaba un número que fuera aterrador y complicado para que nadie lo pudiera imitar.

Houdini se inspiró en su mayor miedo.

De niño Houdini estuvo a punto de ahogarse el río Fox, cerca de Appleton, donde creció.

Muchas de sus mayores hazañas tenían que ver con escapar del agua y así demostraría que era capaz de escapar de la muerte.

El número era arriesgado y necesitaría mucha práctica

Houdini tenia una bañera enorme donde podía estirarse y permanecer debajo del agua. Practicaba dentro de ella aguantando la respiración, comprobando el tiempo podía estar sumergido. Logró llegar a 3 minutos.

Corría el año 1907, Houdini tenia 33 años cuando introdujo el primero de sus grandes números de agua, lo llamó El Escape del Bidón de Leche y declaró que era lo mejor que había inventado.

El Escape del Bidón de Leche

En medio del escenario estaba “El Bidón de Leche”. La tapa se cerraba con varios candados que Houdini pedía al publico que trajera de sus casas para que fuera imposible que estuvieran trucados.

El Bidón era grande y Houdini de baja estatura pero el contenedor parecía pequeño a su lado. Cuando se llenaba de agua y empezaba a rebosar por los bordes, daba la impresión de que no iba a caber dentro.

Lo más importante para El Escape del Bidón de Leche era su don teatral.

Houdini colocaba un reloj enorme en el escenario para que el público pudiera ver el tiempo que llevaba bajo el agua.

Se metía dentro del “Bidón de Leche” y antes de sumergir la cabeza, les decía a los espectadores que aguantaran la respiración durante 1 minuto.

El publico podía sentir lo que él estaba experimentando allí dentro, cuando volvían a respirar sabían que ese era el punto en que morirían si estuvieran dentro.

Entonces salía, le ponían las esposas en las muñecas y volvía a meterse, llenaban “El Bidón” de agua hasta arriba, colocaban la tapa, los candados y le ponían una cortina alrededor.

Los espectadores estaban allí sentados viendo como pasaba 1 minuto, 2 minutos y si estaban aguantando la respiración necesitaban parar y tomar aire. De repente se oía un chapoteo y un sonido metálico, los ayudantes retiraban la cortina y allí estaba Houdini mojado y jadeando.

El suelo estaba lleno del agua, que había derramado al salir y “El Bidón de Leche” seguía cerrado con los candados.

Por supuesto había truco, después de todo fue Houdini quien diseñó El Escape del Bidón de Leche pero el número era muy real, estaba mucho rato sumergido en el agua.

La Cámara de Tortura China

Fue el número más sensacional que Harry Houdini llevó al escenario, en privado se refería a él como “Patas arriba” pero en público lo llamaba “La Cámara de Tortura China

En el próximo post hablaré de él.

Continuará…


Parte VIIII. La Cámara de Água de Tortura China


 

También te puede interesar